Avance semanal de ‘Tierra Amarga’: El juez dicta sentencia, Demir no tiene consuelo

#TierraAmarga: El hijo de Demir duerme en los brazos de Yilmaz, el joven piensa que nunca podría amar algo de su enemigo.

La semana del 15 al 19 de noviembre en ‘Tierra Amarga‘…

Lunes, 15 de Noviembre: “No encierres a Züleyha, déjala libre»: Demir se lo pide a Hünkar

Hünkar se reúne con la fiscal que lleva el caso de su hijo Demir, tiene la intención de que lo deje en libertad. La fiscal no está por la labor y le dice a la madre de Demir: “No soy enemiga de su hijo, confíe en la justicia”. Hünkar le contesta: “Demir y Cengaver han crecido juntos, son como hermanos y Demir nunca lo mataría”.

La fiscal intenta tranquilizarla: “Si su hijo es inocente, lo demostraré, pero tendrá que cumplir las reglas y ahora tiene una posición muy difícil”.

Hatip consigue que Gaffur le diga los nombres de los deudores que le deben dinero a los Yaman. Toda la información que consiga sobre ellos la usará en su beneficio, quiere destruir a Demir.

Gaffur, está borracho por todo lo que ha bebido con Hatip y llega al rancho a cobrar la deuda. En el camino de vuelta cuando lleva el dinero, se para a beber en una fuente y es asaltado recibiendo una paliza y quedándose sin el dinero que ha cobrado.

Gaffur, temiendo a Hünkar, le pide a Hatip que le preste el dinero y se convertirá en su perro fiel. Hare lo que quieras”. Hatip le presta el dinero y le hace firmar un recibo. Gaffur ya está en las redes de Hatip.

Müjgan llora desconsoladamente en el entierro de su madre. Hünkar visita a Demir en la cárcel y Demir le dice: “No encierres a Züleyha, déjala libre. Si quiere huir, las cerraduras no la pararán”.

Züleyha, que es honesta le ha dado su palabra a Demir que no se iría mientras estuviera en la cárcel. La joven lo esperará junto con sus hijos.

Martes, 16 de Noviembre: «Vas a retirar tu falsa acusación»: Hünkar encuentra a Sermin

Züleyha y Adnan esperan para poder visitar a Demir en la cárcel. La fiscal llega en ese momento y se fija en la esposa de Demir, pero no le dice nada.

Hünkar se reúne con el abogado para ver cómo va la defensa de su hijo. Están buscando el arma con la que dispararon a Cengaver, pero no aparece por ningún sitio. Sermin parece que ha desaparecido, se la ha tragado la tierra.

La Fiscal, que vio a Züleyha con su hijo, ha organizado la visita en su despacho. La fiscal parece que se ha vuelto más humana al ver al niño, lo coge en brazos y se lo lleva con ella dejando a la pareja a solas en su despacho.

Demir le dice: “No mereces venir a verme a un sitio como este, desde ahora todo será diferente. Solo deseo tu bienestar. Nunca más vivirás como una prisionera”. Züleyha y Demir se acarician las manos.

Fekeli acoge a Behice, tía de Müjgan, en su rancho. Müjgan le dice a su tía que Fekeli es un hombre especial: “No se parece a nadie. Nos cuida y nos protege a todos”.

La fiscal visita el hospital para recoger los resultados de unas pruebas y se encuentra con el doctor Sabahattin que le dice que no tiene de que preocuparse. La joven le dice que tiene mucho trabajo y el Sabahattni le contesta: “Los juzgados y los hospitales están llenos de dolor”. La fiscal se siente en deuda con él por salvarle la vida y le dice que le ayudará cuando la necesite.

Gulten se encuentra, por la calle con Yilmaz y Cetin. La chica le dice que Züleyha y su hijo está con Hünkar en la cabaña, se han mudado hasta que fumiguen la mansión.

Yilmaz se da cuenta de las miradas entre Gulten y Cetin y les propone que sigan el camino ellos dos juntos. Gulten lo rechaza y sigue sola. Yilmaz le dice a Cetin que le brillan los ojos cuando ve a la joven: “El amor no puede ocultarse”. Cetin le contesta: “Gulten no me quiere, huye de mí”.

El detective llega con  buenas noticias sobre Sermin: “La he encontrado” le dice a Hünkar. Los dos salen en su busca.

Sermin está en un baño turco junto con una amiga y se aparta para tomarse un refresco, Hünkar se presenta delante de ella con la bebida en la mano. Sermin se queda de piedra. “Demir no tuvo nada que ver con la muerte de Cengaver. Vas a retirar tu falsa acusación”, Hünkar la mira amenazante. “Si retiras la declaración, recuperarás tu vida”

La abuela de Demir se queda sola con Züleyha y de pronto la mujer empieza a sentirse muy mal. La chica no sabe cómo actuar y monta a la señora en la furgoneta y la lleva al hospital.

Yilmaz ha llegado a la puerta de la cabaña de los Yaman, pero cuando va a entrar, los remordimientos  de engañar a su esposa, lo paran y se da media vuelta.

Züleyha tiene que parar de camino al hospital, se encuentra muy mal. Cuando mira dentro del coche Hamine ha desaparecido, solo está Adnan. Yilmaz llega en ese momento y ve a la joven en muy mal estado. La chica ha perdido el conocimiento y su embarazo está en peligro.

Miércoles, 17 de Noviembre: Yilmaz, sin saberlo, salva la vida a su propio hijo

Yilmaz lleva a Züleyha de camino al hospital y la chica en ese momento despierta y ve  al joven: “¿Dónde está Adnan?”. Yilmaz con cara de extrañado no sabe que decirle, él no sabe nada del niño. “Estaba en la camioneta”. Yilmaz da la vuelta para buscar al niño.

Cuando Yilmaz llega al lugar para recoger a Adnan, el niño ha desaparecido. A lo lejos lo ven sentado en medio de la carretera y un gran camión se acerca peligrosamente hacia el pequeño. Yilmaz arriesgando su vida corre y toma al niño en sus brazos y por décimas de segundo se salvan del atropello.

Züleyha llora de alegría: “Yilmaz, lo has salvado”, Yilmaz, sin saberlo ha salvado a su propio hijo.

Hünkar llega a la cabaña y encuentra a Hamine sola, Saniye se ausentó para ir por la medicina de Adnan y ahora todos creen que Züleyha se ha escapado con el niño. Hünkar reúne a sus hombres y los envía a buscar a su nuera.

Yilmaz está con Adnan, le habla y lo cuida como si realmente supiera que es suyo, el pequeño está muy tranquilo junto a él.

Hünkar se presenta en el rancho de Fekeli con cara de muy pocos amigos y pregunta por Yilmaz. Fekeli le contesta que en el trabajo, pero la mujer se pone como una fiera y le dice: “Encuéntralo o se lo contaré todo a Müjgan y lo destruiré todo sin importarme nada”.

Fekeli llama a Müjgan para preguntarle por Yilmaz. La joven le dice que Züleyha está allí y  que Yilmaz ha sido el que la ha llevado. Fekeli empieza a pensar que se escapaban juntos y algo les pasó por el camino.

Züleyha despierta y Sabahattin está a su lado, la chica tiene algo que decirle: “Yilmaz debe saber que es el verdadero padre de Adnan. Si Yilmaz se entera será un caos. Voy a destruir un hogar. Pero Müjgan no tiene la culpa de esto”.

Yilmaz está con el pequeño Adnan: “Jamás pensé amar algo de mi enemigo. Y ahora el hijo de Demir duerme en mis brazos. El hijo de mi enemigo. No sabes cuánto quiero a este niño”.

Hatip va a la cárcel a ver a Demir: “Ahí dentro todo parece que marcha bien”, Demir no sabe que le quiere decir. Hatip continua: “Tu madre te está ocultando la verdad. El desgraciado de Yilmaz se ha llevado a tu querida esposa”.

Jueves 18 de Noviembre: «Un verdadero hombre nunca se escaparía con la esposa de otro hombre»: Fekeli reta a Yilmaz

Hünkar llega al hospital, Fekeli la ha llamado contándole lo sucedido y lo primero que ve es a Yilmaz con el pequeño Adnan en brazos.

Hatip regresa de ver a Demir muy contento. Demir ha sido llevado a aislamiento y él está cumpliendo su venganza: “Yo te quitaré lo que te queda, tus propiedades y tus tierras, Demir Yaman”.

Hünkar coge al niño en brazos y pregunta si el bebé que lleva dentro Züleyha está bien. Sabahattin le dice que tiene que agradecérselo a Yilmaz, si llega un poco más tarde lo hubiera perdido. Yilmaz le cuenta a Fekeli lo que realmente pasó, Müjgan está escuchando todo lo que Yilmaz les cuenta. Fekeli se lleva a Yilmaz con él.

Züleyha despierta de nuevo y Hünkar está a su lado y la chica cuenta lo que pasó: “Tuve que cargar a Hamine que se puso mal y la traía en la camioneta, cuando yo empecé a sentirme mal”. Hünkar no cree ni una palabra de lo que acaba de decir la joven.

Fekeli tampoco cree a Yilmaz: “Un verdadero hombre sabe renunciar al amor que no le corresponde. Un verdadero hombre nunca se escaparía con la esposa de otro hombre”. Yilmaz no entiende nada.

“Fui a la cabaña para empezar una nueva vida con Züleyha. Si ella aceptaba, se lo diría a mi esposa. Le pediría perdón y le diría que amo a Züleyha. Pero no pude, mi conciencia no me lo permitió. No podía hacer daño a Müjgan. Entonces acepté mi destino: Züleyha y yo no estaremos juntos jamás”.

Sermin está con la esposa de Hatip y le dice que Hünkar la ha amenazado para que retire la denuncia de su hijo. La mujer le dice que se aproveche de ello: “Te darán lo que le pidas, todo lo que quieras”. “El futuro del gran Demir Yaman depende de lo que tú decidas”.

Demir sigue encerrado en una celda de aislamiento y quiere hablar con su madre, pero todo es inútil. El joven cree todo lo que le ha dicho Hatip sobre Züleyha.

Viernes, 19 de Noviembre: Züleyha descubre el secreto mejor guardado de Hünkar

Yilmaz está con Müjgan y le dice: “Si tienes dudas pregunta”. La joven le contesta: “No, si dudo, entonces se acaba el amor. No quiero que nuestro amor termine. Lo que me digas será verdad, confío en ti”.

Hünkar ha contratado a una enfermera y con la excusa de que cuide de Züleyha, ha vuelto a tenerla vigilada día y noche. La señora da instrucciones para mantener la mansión vigilada y que la joven no pueda escapar de nuevo.

Hatip le propone a Sermin un plan para acabar con la familia Yaman de una vez por todas. Sermin no está muy convencida pero al final acepta y jugará al lado de Hatip.

Todo el mundo en Cukurova empieza a rumorear que la familia Yaman está acabada y en la ruina. Hasta el teléfono de la empresa les han cortado por no pagar las facturas.

Sermin se presenta para tratar el asunto con Hünkar: “Si quiero salvar mi vida debo retirar la acusación. ¿Qué me ofreces?”

Sermin no la deja responder: “Cancelarás mi deuda y me darás un millón de liras. Pido poco por la vida de tú hijo”. La mujer acepta pero le exige a Sermin que escriba lo que ella le diga.

Hünkar para demostrar que no están en la ruina, va a celebrar una ceremonia de circuncisión para 100 niños. Todos los gastos, trajes, bebidas y comidas corren por cuenta de la familia Yaman.

Hatip está en casa de los Yaman esperando a Hünkar, ha llegado para comprarle las tierras que va a poner a la venta. Al final no llegan a un acuerdo.

El director de la Cárcel llama a Hünkar, Demir no para de gritar y de llamarla para que vaya a verlo. Hünkar se entrevista con la fiscal, va a pedirle por favor que la deje verlo. La fiscal le contesta: “Por ser una familia poderosa tiene derecho a verlo, en aislamiento hay reglas y no veo razón para romperlas con usted”.

Hünkar suplica a la fiscal que la deje ver a su hijo solo una vez. La fiscal se apiada de ella y consiente la visita.

“¿Es verdad lo que dicen. Yilmaz se ha llevado a Züleyha y a Adnan?”, es el saludo que Demir le da a su madre. Hünkar le dice: “Intentó escapar, pero está bien. He contratado más guardias y ya no saldrá de la mansión”.

Demir se aleja de su madre sin mirarla, está hundido y no quiere saber nada más. Todo su mundo se ha venido abajo, los celos lo devoran.

Fekeli llama a Hünkar: “Te compraré yo las tierras al precio que me digas. Luego cuando salgas a flote las recuperarás. Así no tendrás que vender por debajo de su precio”. La mujer se niega, pero le da las gracias de corazón.

Fekeli, enamorado eternamente de Hünkar, se despide diciéndole: “Haré lo que sea por ti, sin importar si eres mi amor o mi dolor”.

Hünkar ha tocado fondo y tiene que recurrir a Fekeli que, como siempre, le tiende la mano: “No quiero verte triste. Quiero que seas la Hünkar de siempre, una mujer fuerte y feliz”.

Züleyha hace un gran descubrimiento,  Hünkar y Fekeli tienen una relación. “Ahora le toca a usted tener miedo. Su mundo va a cambiar y va a pagar por todo lo todas las cosas horribles  que me ha hecho. Se va a arrepentir tanto que preferirá la muerte.

Ha llegado el día del juicio de Demir. El joven cree que va a salir de la cárcel y se despide de sus compañeros. La tensión es máxima, Demir espera que Sermin se presente para retirar la denuncia.  Sermin no llega y el juez dicta sentencia. Hünkar y Demir se miran desconsolados.

Haz clic aquí para ver más fotos

No te pierdas ninguna novedad sobre Tierra Amarga y síguenos en Facebook (haz clic aquí), Twitter (haz clic aquí) y suscríbete a las notificaciones de esta web para enterarte de las novedades más importantes totalmente gratis.